Blogs

Alicante acoge el XIX Congreso Nacional sobre el Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)

Cerca de 27.000 personas en España están infectadas con el VIH y no lo saben

Alicante, 3 de abril.-

XIX Congreso Nacional sobre el Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)

 

En España, la gran mayoría de personas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) tienen acceso a un tratamiento antirretroviral eficaz, que consigue disminuir la viremia del VIH a los límites de la indetectabilidad y aumentar la supervivencia de las personas afectadas. Sin embargo, siguen existiendo grandes retos que afectan a todas las personas implicadas: la cronicidad, el envejecimiento, la implementación de la Profilaxis pre Exposición (PrEP), las estrategias de curación o la situación de las personas que sobrevivieron al SIDA, los denominados “supervivientes de larga duración”. Sobre estos avances y desafíos se asienta el programa científico del XIX Congreso Nacional sobre el Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), que tiene lugar en el Hotel Meliá de Alicante del 3 al 5 de abril.

La reunión se celebra bajo el lema “Más allá del VIH: Construyendo Futuro”. “Con ello queremos reflejar el cambio que ha sufrido la epidemiología del VIH en los últimos años. Nos encontramos con una enfermedad que se puede considerar crónica, siempre que el diagnóstico y el tratamiento-seguimiento sean adecuados, pero con luces y sombras”, afirman los doctores Mª José Galindo y Joaquín Portilla, presidentes del XIX Congreso Nacional sobre el SIDA e ITS.

En el Congreso se van a abordar todos los aspectos que van a permitir controlar la epidemia: estrategias de prevención de la transmisión del VIH y de otras infecciones de transmisión sexual, recursos para mejorar el momento del diagnóstico y el inicio de tratamiento, o la profilaxis preexposición y postexposición. Además, como resalta Mª José Galindo, “vamos a dar claves para conseguir que los pacientes sigan vinculados al sistema sanitario público, vayan a la consulta y tengan una buena adherencia al tratamiento antirretroviral”.

Pepe Alcamí coordinador de la Red de investigación en Sida (RIS) fue el encargado de inaugurar el congreso de Seisida. Del programa científico, Mª José Galindo destaca especialmente dos mesas. “En una de ellas vamos a ver las distintas caras del VIH, lo que nos permitirá saber cómo son las personas que de algún modo viven con el VIH o están en contacto con él; y en otra sesión se va a poner el foco en el relevo generacional, tanto a nivel médico, como investigador, activista y de comunicación”. Además, se revisará cuál es la situación actual de los pacientes que se diagnosticaron antes del año 1996, antes de disponer de fármacos antirretrovirales eficaces. “Son los supervivientes de una época dura, que han tenido que aprender a vivir con el VIH y que actualmente se encuentran en un momento clínico y social muy distinto”, añade Joaquín Portilla.

Desde el punto de vista de innovación terapéutica, la reunión de Alicante va a permitir poner en común los avances registrados en el desarrollo de vacunas inmunopreventivas y terapéuticas, así como los nuevos tratamientos de acción prolongada.

Igualmente, se van a revisar problemas importantes, como la elevada prevalencia e incidencia de las infecciones de transmisión sexual (ITS). También se abordarán aspectos relacionados con la mayor  supervivencia y cómo envejecer mejor con el VIH. Por supuesto, se discutirán los avances que existen hacía la posible curación de la infección por VIH.

Hasta el momento, se han intentado múltiples aproximaciones para tratar lograr la curación del VIH con fármacos y con anticuerpos neutralizantes. “Pero tampoco a día de hoy se ve la luz al final del túnel”, reconoce el Dr. Juan Carlos López Bernaldo de Quirós, presidente de SEISIDA, quien señala que “las características de la infección VIH, integrándose en el genoma del propio paciente, hacen que su eliminación sea muy dificultosa”.



La experiencia de ‘El paciente Berlín’

 

En estos momentos, la única cura de VIH se ha conseguido a través del trasplante de médula ósea con donante defectivo para el correceptor CCR5 (deleción Delta-32). La única persona que había conseguido la curación del VIH, era Timothy Brown (‘paciente Berlín’), pero desde hace unas semanas hay un nuevo caso de curación (o, al menos, de remisión durante 18 meses sin tratamiento), que es el llamado ‘paciente Londres’, y otro posible en la ciudad de Dusseldorf. De hecho, se contará en este foro con la presencia de Timothy Brown. Su experiencia y sus vivencias pueden ser de especial interés para profesionales que trabajan este ámbito, así como para aquellas con VIH y para la sociedad en general.

Desde que se anunció el caso de un segundo paciente (el paciente Londres), que había pasado 18 meses sin tomar fármacos contra el VIH después de un tratamiento similar, afirma Timothy, “estoy extremadamente contento de tener un nuevo miembro en mi minúscula comunidad de personas que antes vivían con el VIH”.

Ahora, 23 años después de que le diagnosticaran el VIH, Brown, de 53 años, vive en Palm Springs, California, EE. UU. y reconoce que “el objetivo más importante en estos momentos es ayudar a que mi caso cree un ímpetu que conduzca a la curación universal del VIH. Esto debería estar disponible para todos, independientemente de los medios económicos”, subraya. De hecho, añade, “yo dono mi tiempo, sangre y ocasionalmente tejidos corporales para ayudar a la ciencia a avanzar hacia la consecución de este objetivo”.


Datos para la reflexión


En nuestro país, la tasa de nuevos diagnósticos de VIH es superior a la media de los países de la Unión Europea, siendo la vía sexual el modo de transmisión principal; además, se sabe que la transmisión entre hombres que tienen sexo con hombres es la forma mayoritaria de transmisión sexual del VIH.

Como destaca el presidente de SEISIDA, “aproximadamente hay en nuestro país 150.000 personas infectadas, de las que el 18% (alrededor de 27.000 personas) están infectadas y no lo saben”. Como otro dato a tener en cuenta, añade que “hasta un 95% de los diagnosticados reciben tratamiento antirretroviral y, de ellos, el 95% tienen carga vírica indetectable, es decir, tienen controlada la replicación vírica”.

A pesar de ello, en 2017 (último año del que se tienen estadísticas oficiales) no bajó el número de nuevas infecciones. Ese año se produjeron en España 3.381 nuevos diagnósticos de VIH. Respecto a la hepatitis C en personas con VIH, la confección está bajando muy rápidamente, “gracias a la generalización del tratamiento con los nuevos antivirales para la hepatitis C”, afirma el presidente de SEISIDA. Según los últimos datos de Gesida, solo el 8% de las personas con infección VIH tenían hepatitis C activa en 2017, una tasa que era del 11% en 2016 y del 22% en 2015.

Sin embargo, sí que se advierten problemas de acceso en nuestro país a la denominada Profilaxis pre Exposición (PrEP). A diferencia de lo que sucede en otros países de nuestro entorno (como Francia, Inglaterra o Portugal), este recurso no está aprobado todavía en España. Según admite el presidente de SEISIDA, “aunque el Plan del SIDA está trabajando en ello, la realidad es que a día de hoy no se puede prescribir”.

El Congreso que organiza la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (SEISIDA) en Alicante servirá también para celebrar los 30 años que esta sociedad científica lleva en el ámbito del VIH en nuestro país.



Pie de foto: Timothhy Brown, Ximo Portilla, M. José Galindo y Juan Carlos López

00

Más entradas de blog

thumbnail

Añadir comentarios