Blogs

Eloisa Yuste en los Seminarios de docencia RIS

Transferencia de genes de anticuerpos neutralizantes de amplio espectro mediante virus adeno-asociados como estrategia frente al VIH-1

Los anticuerpos de amplio espectro (bNAbs)

A pesar de su eficacia, los tratamientos antirretrovirales actuales no son capaces de erradicar el VIH, incluso después de muchos años de tratamiento. La identificación de potentes anticuerpos de amplio espectro (bNAbs) abre la posibilidad de nuevas estrategias de intervención para lograr una supresión efectiva de la replicación viral en ausencia de tratamiento. La transferencia pasiva de ciertos bNAbs anti-VIH han probado su eficacia en modelos animales, tanto en estrategias de prevención como en tratamiento. Por otro lado, tratamientos de inmunoterapia con un único anticuerpo de este tipo han demostrado eficacia en reducción de carga viral de forma significativa hasta 28 días. Además, se ha descrito que estos anticuerpos pueden retrasar el repunte de la carga viral tras la interrupción del tratamiento en primates no humanos con bajos niveles de carga viral abriendo la posibilidad de incluir bNAbs en estrategias de curación. Basándose en estas evidencias y teniendo en cuenta la extremada dificultad para la inducción de este tipo de anticuerpos por vacunación, algunos grupos están aplicando estrategias de terapia génica para la transferencia a largo plazo de bNAbs como medio para lograr protección o control virológico en ausencia de tratamiento.

Una aproximación a los estudios sobre bNAbs

Los primeros estudios basados en estas estrategias, y realizados en animales de experimentación, han demostrado que la transferencia de anticuerpos o moléculas basadas en anticuerpos mediante virus adeno-asociados permite la supresión de la replicación del VIH durante largos periodos de tiempo en ausencia de terapia antirretroviral. Por otro lado, estos estudios iniciales han evidenciado que una de las principales limitaciones de estas estrategias es la aparición de respuestas inmunes del huésped frente a la molécula tipo anticuerpo. De hecho, recientemente se han hecho públicos los resultados del primer ensayo clínico de fase 1 en el que se ha realizado la transferencia los genes del anticuerpo de amplio espectro PG9, mediante un virus adeno-asociado, detectándose la presencia de respuestas anti-PG9. Esta limitación no es exclusiva de la transferencia de anticuerpos mediante vectores de terapia génica. De hecho, un ejemplo de este fenómeno es el fallo en el tratamiento de la artritis reumatoide mediante anticuerpos neutralizantes anti-TNF (infliximab y adalimumab) que también se ha asociado a la aparición de respuestas anti-anticuerpo.

A pesar de las limitaciones, numerosos estudios han demostrado el gran potencial de este tipo de estrategias como alternativa a estrategias de vacunación convencionales. Sin embargo, todavía son necesarios estudios que permitan minimizar la inducción de respuestas anti-anticuerpo asociadas a la transferencia de anticuerpos durante largos periodos de tiempo.


 

Eloisa Yuste.

Unidad de Inmunopatología del SIDA. Centro Nacional de Microbiología. Instituto de Salud Carlos III

00

Más entradas de blog

thumbnail

Añadir comentarios