Blogs

Ignacio Rodríguez Relaño en los Seminarios de docencia RIS

Polyanionic carbosilan dendrimers as a new adjuvant in combination with latency reversal agents for HIV treatment

Dendrimeros frente a reservorios en VIH:

Una de las principales barreras en la eliminación de muchas infecciones virales son los reservorios, en los cuales el virus se mantiene inactivo, evadiendo al sistema inmune y a las terapias antivirales. Estos reservorios se pueden mantener en un estado quiescente durante años, pudiendo reactivarse aleatoriamente y promoviendo la infección si el sistema inmune está comprometido, o no se ha continuado el tratamiento antiviral. En algunos casos, como en el VIH-1, el tratamiento antirretroviral tiene que mantenerse de manera crónica para poder contener la infección viral y evitar la destrucción del sistema inmune.

Nuestro laboratorio trabaja principalmente con nanotecnología frente a infecciones virales. En los últimos años, el uso de la nanotecnología ha aumentado debido al descubrimiento de nuevas nanoparticulas y nanocompuestos, así como nuevas aplicaciones de estas en biomedicina. Muchas de las nuevas nanoparticulas son fáciles de diseñar, desarrollar y sintetizar. Uno de estos prometedores nanocompuestos son los dendrímeros. Los dendrímeros son moléculas hiperramificadas de construcción arborescente, de tamaño y estructura tridimensional bien definidos y con propiedades químicas uniformes debidas a su baja polidispersidad. La naturaleza y propiedades de los dendrimeros se controlan actuando sobre el núcleo de crecimiento del dendrimero, sobre las unidades, o ramas de crecimiento, o sobre la periferia del dendrimero que es susceptible de incorporar una variedad muy grande de grupos funcionales.

 

Los dendrimeros han demostrado en diferentes infecciones virales, su capacidad para inhibir la infección de nuevas células. En este trabajo se estudia la combinación de moléculas antilatencia como briostatina, prostatina, romidepsina o panabinostato con diferentes dendrimeros (G1-S4, G2-S16 y G3-S16), que ya hemos demostrado que son capaces de inhibir la infección de VIH-1 para una posible terapia conjunta. Esta terapia estaría enfocada a la técnica conocida como "Shock and Kill" en la que se estimula las celulas infectadas para que aumente la replicación viral y así puedan ser detectadas y eliminadas.

Los resultados de nuestro trabajo

Los resultados indican que los dendrimeros G1-S4 y G2-S16 no disminuyen la actividad de las moleculas antilatencia, lo que abre la posibilidad a un tratamiento conjunto en el cual los compuestos antilatencia serian capaces de reactivar las células infectadas y los dendrimeros evitarían la infección de los nuevos virus producidos. Por otro lado con el tratamiento individual del dendrimero G3-S16 se observa un aumento de la reactivación en la línea celular derivada de monocitos, THP89GFP, de un 50% a 24 h y hasta un 80% a 48 h. En las combinaciones del dendrimero G3-S16 con los HDACis se observa un incremento marcado en la reactivación. Estos resultados indican que la nanotecnologia, mas especificamente los dendrimeros, pueden tener un papel clave en la lucha frente a los reservorios en VIH-1.

Ignacio Rodríguez Relaño

Laboratorio Inmunobiología Molecular. BioBanco VIH. Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

00

Más entradas de blog

thumbnail

Añadir comentarios