Blogs

Pilar Rincón en los Seminarios de Docencia RIS

Microeliminación del VHC en el Área Sur de Sevilla

La OMS ha establecido el objetivo la eliminación de la infección por VHB y VHC en el año 2030. Para conseguirlo se debe diagnosticar al 90%, tratar al 80% y así reducir en un 65% la mortalidad de los pacientes con infección por VHB o VHC.
La eliminación a nivel nacional de la infección por VHC es un objetivo a medio plazo. De forma inmediata, se pueden llevar a cabo iniciativas encaminadas a la microeliminación en colectivos específicos, como los ingresados en prisión, los usuarios de drogas que asisten a centros de adicciones o los coinfectados por VIH/VHC.

Nosotros hemos evaluado la situación de microeliminación de la infección por VHC en
pacientes coinfectados por VIH/VHC en área sur de Sevilla. Desde 2008 hasta 2018, la
prevalencia de infección activa por el VHC en sujetos portadores del VIH en nuestra área ha descendido desde 50% a 2%. De este modo, en 2018 alcanzamos la microeliminación del VHC en nuestra área en el colectivo de pacientes infectados por VIH. Una de las consecuencias de ello has sido la disminución de la proporción de pacientes infectados por VIH con cirrosis.

En la actualidad estamos participando en el proyecto europeo HEPCARE EUROPE cuyo obejtivo general es desarrollar un nuevo modelo integral de cuidados de la hepatitis C, llevarlo a la práctica y verificar su eficacia y aplicabilidad. En el seno de este proyecto, logramos cribar a un total de 490 personas de un total de 749 que invitamos a participar. La prevalencia global de infección activa por VHC fue de un 19%. A todos los pacientes con infección activa se les facilitó el acceso a la atención especializada y al tratamiento. Fuimos capaces de curar la infección por VHC en 46 % del total de los pacientes con infección activa. El motivo por el que no se curó el resto fue la inasistencia a las citas para evaluación o tratamiento.


En conclusión, la eliminación es posible detectando a todos los portadores por medio de un
cribado universal y enfocado a grupos de riesgo, tratando a todos incluidos los usuarios de
drogas activos, además de vigilar las posibles reinfecciones. El obstáculo que nos hemos
encontrado es, fundamentalmente, un grupo de pacientes recalcitrantes, que no acuden a las visitas o que se pierden en el seguimiento. Para ellos, estamos desarrollando actualmente un programa de detección y tratamiento en las unidades de adicciones, en colaboración con nuestra Farmacia Hospitalaria y los médicos de adicciones.

 

 

Pilar Rincón

Hospital Unversitario de Valme

Unidad de Enf. Infecciosas y Microbiología

00

Más entradas de blog

thumbnail

Añadir comentarios